Don José de Urrutia y de las Casas

Si alguien merece un sitio junto a Verboom en el Arma de Ingenieros este es D. JOSÉ DE URRUTIA Y LAS CASAS. Ingeniero General de 1797 a 1803.

Don José de Urrutia y de las Casas

Ingeniero General 1797 - 1803

Goya resalta en este retrato no solo su condición militar - uniforme, condecoración, bastón de mando y espada-, manifiesta también su personalidad, lleno de dignidad, dureza, capacidad de decisión y una cierta reserva.

 

Nacido en Zalla (Vizcaya) en 1739. Ingresó en Infantería. Estando destinado en el Regimiento Murcia – el regimiento se encontraba ubicado en Barcelona – fue admitido en  la Academia de Matemáticas de Barcelona.

Obtuvo el Título de Ingeniero Militar pero una vez graduado optó por continuar su carrera en Infantería, reincorporándose al Regimiento del que procedía.

Emblema del Regimiento Murcia 42
Fortaleza de San Juan de Ulúa. Aunque México obtuvo la independencia en 1821, España mantuvo su presencia militar en este puerto hasta 1825.

En la necesidad de preparar tropas para los conflictos contra Portugal, Inglaterra y territorios americanos a principios del siglo XVIII  nace el «Regimiento Real de América».

En 1764, con el empleo de Teniente se une al Regimiento América,  es destinado al Castillo de San Juan de Ulúa, en Veracruz (Nueva España -hoy Méjico-).

El rey Carlos III había designado al Capitán de Ingenieros Nicolas Lafora para acompañar al Marqués de Rubí en una expedición para inspeccionar las fortificaciones de la frontera norte de Nueva España (desde el golfo de California a Louisiana)

 «..estudiar y proyectar una línea de defensa hacia el paralelo 30 que pusiera a cubierto aquellas regiones de las incursiones de los indios vecinos..»

Plano monterrey
Plano de Monterrey

Conocedor el general que Urrutia tenía los conocimientos de Ingeniero Militar y para cumplimentar la orden dada por el rey , le encargó formar parte de esa expedición, con la categoría de Ingeniero Delineante.

Con tal cometido reconoció la práctica totalidad del norte de Méjico así como el centro y oeste de los Estados Unidos. Efectuó numerosos levantamientos cartográficos. 

 

Durante dos años recorrieron unas 45000 Leguas de terreno a través de unos puntos concretos, entrando incluso en batalla con los indios 

Plano presentado por el Teniente Urrutia

Detalle ampliado de algunas localidades o tribus y de la leyenda del mapa

Posteriormente le fue encomendado la construcción de 22 presidios de la frontera, fortificaciones y caminos, destacando el proyecto de la fortaleza de San Carlos de Perote (Veracruz. Méjico, construida por el Brigadier Santistevan en 1770-1777)

San Carlo de Perote

En 1768 regresa a Cádiz con su Regimiento,  para dos años después incorporarse a las Islas Canarias, donde realiza el levantamiento cartográfico de la costa.En 1779 toma parte en el asedio a Gibraltar, haciendo labores de  ingeniero, siendo herido de gravedad. Posteriormente participa en la recuperación de Menorca 1782, permaneciendo en la isla tras la operaciones para la reconstrucción del Castillo de Fornells. Regresa al sitio de Gibraltar, donde continúa las labores de fortificación.

Después del sitio, el Regimiento queda en la zona del estrecho, donde se dedica al levantamiento topográfico de la costa. En 1785 construye un puente sobre el Canal Imperial de Aragón y un año después realizan trabajos en el canal de Castilla. Siempre el Regimiento ejecutó tareas de «zapadores».

Mahon (Menorca)
Puente Canal Imperial
Esclusas Canal Castilla
Sitio de Gibraltar

Desde 1782 a1792 mandaría el Regimiento América con el grado de Brigadier.Es el único militar de su tiempo que sin pertenecer a la nobleza consiguió el nombramiento de Capitán General, concretamente en 1794.

En agosto de 1787 estalló una nueva guerra ruso-turca, la segunda desde el inicio del reinado de Catalina II. Una vez terminada la breve estadía en la corte de San Petersburgo, Urrutia se dirigió a las autoridades rusas solicitando que le enviasen como voluntario al ejército en campaña. En verano de 1788 «el brigadier del servicio español Urutie, voluntario junto al ejército» llegó a la disposición de las tropas rusas que asediaban la fortaleza turca de Özü, más conocida por su nombre ruso: Ochákov.

Potiomkin esperaba que la guarnición de 20 mil efectivos atrapados en la fortaleza se rindiera voluntariamente, pero los turcos se obstinaban en no capitular. El 6 de diciembre de 1788, en la tempestad de nieve y con 23 grados de frío, las tropas rusas divididas en seis columnas empezaron el asalto a la fortaleza. En la vanguardia de una de las columnas, entre los voluntarios que serían los primeros en subir sobre las fortificaciones enemigas, se encontraba José de Urrutia.

Detalle sitio de Ochakov

El 14 de abril de 1789 Catalina II de Rusia firmó la ordenanza sobre la condecoración de los oficiales extranjeros participantes del asalto con la Imperial Orden Militar de San Jorge en 4º grado. A la par con Urrutia en el documento figuraban los nombres de tres compatriotas suyos: comandante Tarrancó, capitanes Parada y Paulet (la trascripción de los apellidos españoles en los documentos rusos nos testimonia que se comunicaba con ellos en francés). El título de Caballero de San Jorge les mereció a todos ellos «un singular arrojo durante el asalto a la fortaleza de Ochákov».

[Extracto de la página web de la embajada de la Federación Rusa]

Al regresar a España, agosto de 1791, fue destinado a  Ceuta, donde formó parte de las fuerzas que la defendían del asedio de Marruecos. Finalizado el sitio, fue ascendido a mariscal de campo y nombrado Comandante General de dicha ciudad (enero de 1792). Durante su corto Mando en esta plaza hizo algunas obras de reparación de los daños ocasionados por la guerra. Posteriormente es destinado, bajo el mando del Duque de Osuna, a Navarra. Cuando la situación empeora para las fuerzas españolas en el frente de Cataluña – Figueras se rinde sin combatir- . Urrutia . ascendido a Teniente General-, es nombrado Capitán General de Cataluña , recupera la iniciativa, vence en las batallas de Pontós y La Cerdaña. Al firmar La Paz de Basilea todo el territorio catalán había sido recuperado. Por sus méritos fue ascendido a Capitán General.Tras una breve estancia al frente de la guarnición de Badajoz y tras la muerte de Francesco Sabatini

es nombrado Inspector General de Ingenieros en diciembre de 1797

Su enorme experiencia, su extensa labor y el gran bagaje militar y técnico, le hacen pieza clave para reformar el Cuerpo de Ingenieros; tres son los pilares sobre los que se edifica el Cuerpo.

    • La Academia: para capacitar técnicamente a los oficiales.
    • La Ordenanza: que regula y determina los cometidos y responsabilidades, diferenciando claramente los cometidos militares.
    • El Regimiento: Proporciona al Cuerpo las Tropas especializadas que necesitaba. 

Un Cuerpo distinguido por su instrucción y sus constantes y buenos servicios

A finales de 1799 es nombrado también Comandante General del Real Cuerpo de Artillería.

Compaginó ambos cargos hasta su muerte, el 1 de marzo de 1803. Está enterrado en la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de La Almudena. Por su expreso deseo, el cortejo fúnebre estuvo escoltado por cincuenta granaderos.